Cuadro de texto:  
Frutos complejos

 Elige una
 opción:
 Volver Frutos simples Frutos agregados Frutos complejos Frutos compuestos
    
 




 




 
ETSMRE
UPV
Contactar
viñeta Frutos complejos: son los que además del ovario maduro se desarrollan otras partes de la flor para constituir una unidad. Existen muchas variaciones. Su sistematización es complicada y a menudo se pueden incluir en otros tipos de frutos simples. Comentamos algunos casos.
 

viñeta Balaústa: fruto sincárpico, procedente de un ovario ínfero, de carpelos dispuestos en dos estratos, con el pericarpio coriáceo y el interior dividido en cavidades mediante tenues telillas, indehiscente y repleto de multitud de semillas de episperma jugoso. De estructura muy compleja. Es el fruto característico de la granada (Punica granatum). 

viñeta Cinorrodón: es un fruto constituido por un tálamo profundamente acopado, acrecido y de color rojizo que encierra en su interior diversas núculas o aquenios. Es propio de las rosas y escaramujos.

viñeta Diclesio o diclesis: ciertos aquenios o núculas protegidos por el periantio o alguna parte del mismo (el cáliz habitualmente), como ocurre en algunas quenopodiáceas.

viñeta Diplotegio: cápsula procedente de un ovario ínfero, como la de los géneros Iris y Narcissus, que resulta protegida por dos cubiertas: la carpelar propiamente dicha y la axial.
 

viñeta Erizo: aquenio encerrado dentro de un involucro de brácteas espinosas. Es la denominación vulgar del fruto de varias plantas (compuestas, umbelíferas, cigofiláceas, o borrajas, como el cadillo, el abrojo, el lampazo y otras brozas) cuyas semillas, involucro floreal, y a menudo también hojas y frutos, se pegan fuertemente a la ropa y sobre todo al vellón de las ovejas
 

viñeta Frutos con arilo: en algunos frutos, como ocurre en el litchi (Litchi chinensis), aunque aparentemente frutos carnosos, son en realidad frutos secos pero en los que la parte jugosa corresponde a otras partes distintas al pericarpo, como el arilo que rodea al fruto.

viñeta Glande: aquenio policarpelar de gran tamaño y de pericarpio coriáceo, envuelto en mayor o menor grado, alrededor de su base, por una pieza axial, acrescente, la cúpula. Vulgarmente se denomina bellota.

viñeta Pomo: fruto procedente de un ovario sincárpico e ínfero, generalmente pentacarpelar; tiene forma redondeada o piriforme, y es carnoso e indehiscente, con la parte central dividida en tantos compartimentos como carpelos, de consistencia coriácea o de pergamino y con pepitas (semillas). En la formación de este fruto, que es característico de la pomoideas (manzanas, peras, membrillos, etc) toma especial importancia en tálamo que crece considerablemente rodeando al ovario.
 
viñeta Pseudocarpo: la fresa es un caso especial de eterio (poliaquenio) donde el tálamo se desarrolla extraordinariamente durante la maduración y constituye un cuerpo carnoso comestible, de forma cónica, color rojo y sobre el cual de disponen los verdaderos frutitos, aquenios.
viñeta En algunas dipsacáceas, como los farolitos (Scabiosa sp), el cáliz está rodeado por un conjunto de brácteas que se sueldan y crecen con la maduración del fruto, constituyendo estructuras a modo de paracaídas para dispersarlos por el viento.

viñeta Nuez alada: algunas especies poseen nueces con una gran bráctea a modo de ala, es el caso del género Carpinus.
viñeta En los lotos (Nelumbo sp) el fruto es una especie de poliaquenio pero que en la madurez cada uno de los aquenios quedan encerrados parcialmente por el receptáculo que los embute, formando una estructura cónica y esponjosa que sirve para su dispersión flotando en el agua.
 
viñeta Ejemplos de frutos complejos

 

Copyright 2003 Francisco José García Breijo    Contacto: fjgarci@bvg.upv.es