Cuadro de texto:  
Frutos simples

 Elige una
 opción:
 Volver Frutos simples Frutos agregados Frutos complejos Frutos compuestos
    
 




 




 
ETSMRE
UPV
Contactar
 
viñeta Los frutos simples son los que proceden de una sola flor y están formados exclusivamente por los carpelos de la misma. Se pueden dividir en:
 
viñeta Frutos monocárpicos: cuando proceden de un gineceo monocarpelar.
viñeta El fruto llamado legumbre, por ejemplo, como el del guisante (Pisum sativum) y el de la judía (Phaseolus vulgaris) no está integrado más que por una sola hoja carpelar, doblada a lo largo de su nervio medio y unida por sus bordes formando la llamada sutura ventral. El fruto procede de una sola flor y de un sólo carpelo sin parte accesoria alguna.
viñeta Frutos policárpicos: cuando proceden de un gineceo formado por varios carpelos.
viñeta En la flor del ranúnculo (Ranunculus sp) o de una anémona (Anemone sp.), el gineceo se compone de varios carpelos, libres entre sí, es decir, sin ninguna clase de adherencia entre ellos, y se encuentran todos agrupados sobre el tálamo de una sola flor.
 
viñeta Puede ocurrir que entre los carpelos de un fruto policárpico se establezcan adherencias, soldaduras contraídas durante su desarrollo, las cuales son causa de que, más tarde, el fruto quede formado por un sólo cuerpo, constituido por dos o más carpelos concrescentes. Este fruto se denomina sincárpico. Cuando los carpelos se mantienen libres se denomina fruto apocárpico.
 
Gineceo monocárpico Gineceo policárpico apocárpico Gineceo policárpico sincárpico Gineceo policárpico sincárpico Gineceo policárpico sincárpico Gineceo policárpico sincárpico Gineceo policárpico sincárpico

Copyright 2003 Francisco José García Breijo    Contacto: fjgarci@bvg.upv.es